El medio ambiente requiere una atención colectiva

Olkis Moyetones

Hoy, después de un mes de la celebración del día del árbol, algunos ciudadanos ven con preocupación como existe tanta apatía hacia los árboles de la ciudad y el medio natural que les rodea. Alguien que ha puesto su granito de arena, en la preservación del ambiente, es Edison Pombilio amante de la naturaleza, deportista y profesional de la Arboriescalada.

Un ciudadano preocupado por el posible futuro que conduce a un desierto de cemento y las consecuencias que ello conlleva. Es necesario tomar acciones inmediatas que permitan que las nuevas generaciones disfruten del jardín que era Yaracuy hace apenas 20 años atrás, pues a actualmente, a la vuelta de la esquina, encontramos que esos árboles que antes florecían ahora están enfermos y sin cuidados.

Edison Pombilio se ha propuesto realizar una serie de actividades, con la idea de propiciar el debate o por lo menos hacer un llamado a la atención colectiva. “Considerando que ya es hora de que activemos soluciones puntuales, la ciudadanía debe entender que tienen el poder de demandar la ejecución de programas de arbolado coherentes, así como el gobierno regional, instituciones y organismos correspondientes tienen el deber de atender dicha exigencia para conservar y mejorar nuestra ciudad”, indicó.

Involucrar las instituciones educativas y demás organismos para la selección adecuada de especies, en cuanto a ubicación y función; crear normativas de saneamiento y conservación; mejorar las técnicas de poda urbana; y efectuar una evaluación del riesgo de accidente que pueden causar los árboles durante el periodo de lluvia; son algunas de las medidas que propuestas por Pombilio.

“Al árbol en la ciudad le han cambiado las condiciones de vida, Sometidos a un gran estrés y a una gran exigencia por parte del acelerado crecimiento urbanístico. Se ha tenido que adaptar a un entorno más o menos hostil con suelos asfixiantes, sin espacio para desarrollarse, en lugares extraños donde no se adaptan bien y soportando agresiones intencionales e involuntarias”, indicó.

Si vemos más a fondo la situación de los árboles – dijo Pombilio – reconoceremos que hemos heredado un problema ocasionado por una generalizada mala praxis que aun sigue ejerciéndose. “Es hora de que los ciudadanos tengamos una mejor relación con los árboles, debemos cuidarlos y defenderlos como bien patrimonial que son. Tenemos aún el privilegio de ostentar una increíble diversidad de especies arbóreas en nuestra ciudad, valoremos esta riqueza y disfrutémosla inmensamente”.

Para concluir, Pombilio afirma que desde la Arboriescalada se esta luchando por formar profesionales capacitados para realizar la compleja y singular tarea fitosanitaria, educativa y científica correspondiente, así como servir de encuentro para los amantes de la naturaleza y el deporte de la escalada de árboles.