Colectividad yaracuyana debe estar preparada para enfrentar los sismos


Olkis Moyetones

El 12 de septiembre del 2009, cuando eran las 3:36 de esta tarde, varios estados del país registraron un fuerte sismo de 6,2 de magnitud según la Escala Richter, un temblor con 15.9 kilómetros de profundidad y epicentro a 28 kilómetros al noreste de Morón, el cual registró inmediatamente después nueve réplicas. A un año de este acontecimiento, los yaracuyanos deben estar preparados para enfrentar nuevos temblores.

Los eventos sísmicos representan uno de los mayores riesgos potenciales en Venezuela, en cuanto a pérdidas humanas y económicas. En la actualidad, aproximadamente un 80% de la población vive en zonas de alta amenaza sísmica, variable que aumenta el nivel de riesgo, haciéndolo cada vez mayor a medida que se eleva el índice demográfico y las inversiones en infraestructura.

En un estudio realizado por la Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas (Funvisis), iniciado en el año 2005, se precisaron las 50 principales ciudades del país con las fallas geológicas activas más importantes, las cuales se ubican en el sistema de Boconó, que va desde el estado Táchira hasta Yaracuy; Morón San Sebastián, que corresponde la Zona Norte-Central del país; y el sistema de fallas de El Pilar, Zona Norte-Oriental.

Yaracuy es una región sísmica, por lo cual son importantes las evaluaciones que pueda realizar el instituto, a fin de que las autoridades locales cuenten con las herramientas técnicas que determinarán las zonas donde se podrán ejecutar desarrollos urbanísticos, de acuerdo a los riesgos sísmicos de la zona. Cabe destacar que toda construcción debe ser efectuada bajo las directrices de COVENIN, la cual contempla la Norma Venezolana para Edificaciones Sismo-Resistentes.

Joncy Aponte, funcionario de Protección Civily miembro del Comando Unificado de Seguridad del estado Yaracuy, explicó que la corteza terrestre está formada por placas en constante movimiento. “Un sismo es una fuerte sacudida de la tierra, que se produce por la liberación de energía al interactuar dos o más placas entre sí”.
Agregó, “el sector Puerto Cabello-Morón, se encuentra localizado en el corredor de la falla de Morón, es decir, en la continuación de la depresión tectónica del Valle del Río Yaracuy, graben que se formó por hundimiento entre dos fallas que bordean la serranía de Aroa al norte (falla de Boconó) y la serranía de Nirgua al sur (falla de Morón), lo que determina la constante actividad sísmica de la zona”, puntualizó.

Actualmente existen dos escalas utilizadas para medir la intensidad de los temblores una es la Escala de Richter, que contempla Magnitud (Mw) = Causa; y la Escala de Mercalli, la cual mide Intensidad = Efecto; ambos sistemas de medición son utilizados, pero en Yaracuy los especialistas se basan en una concepción humanista que les lleva a utilizar la Escala Mercalli, pues la ellos la efecto del temblor es primordial.

El Comando Unificado de Seguridad, el cual se ubica en las instalaciones del Cuerpo de Bomberos de la entidad, se encuentra a la disposición de la colectividad para brindar orientación, atención y asesoría en relación a los posibles desastres naturales, a los cuales esta propensa la colectividad yaracuyana.

Modernizan Red Sismológica
Actualmente, Funvisis cuenta con una red que abarca 34 estaciones satelitales, que permiten hacer las mediciones de todos los eventos sísmicos que se producen en el país, así como 134 acelerográficas que registran los datos de aceleraciones de las ondas provenientes del interior de la tierra.

Debido al terremoto producido en Cariaco, el Ejecutivo nacional comenzó a modernizar toda la red sismológica del país, que ahora es computarizada y permite brindar ayuda a las regiones de la nación, así como a países vecinos e intercambiar investigaciones en materia de control y monitoreo.

Talleres de prevención sísmica
Funvisis promueve el programa educativo Aula Sísmica Madeleilis Guzmán, dirigido a las comunidades, grupos estudiantiles e instituciones, en el cual se conjugan la experiencia profesional y los recursos didácticos para transmitir, de manera pedagógica, diversos conocimientos e información técnica relacionada con la autoprotección ciudadana ante la ocurrencia de un sismo.

El programa lleva el nombre Madeleilis Guzmán en honor a la maestra que se convirtió en heroína al entregar su vida para salvar a dos de sus alumnas, durante el terremoto de Cariaco. Funvisis pone a la orden del colectivo este programa, el cual puede solicitar a través de los contactos telefónicos (0212) 257.7672 ó 0800-Temblor (8362567).

Medidas de seguridad

Antes:
  • Sujetar a pisos, paredes y/o techo elementos que puedan caer, desprenderse y/o desplazarse
  • Inspeccionar las viviendas, por profesional idóneo, a fin de proyectar los refuerzos o reparaciones necesarias, si hace falta
  • No obstruir puertas, pasillos y escaleras, manteniendo el libre paso
  • Ubicar, fuera de la edificación, una zona libre y segura a fin de trasladar a todos los vecinos

Durante:
  • Todos deberán mantener la calma, no perder el control y actuar con serenidad
  • No corra, el sismo dura unos segundos y muy probablemente culmine antes de que usted salga del lugar donde se encuentre.
  • Protéjase debajo de una mesa o escritorio sólido, dejando un espacio libre entre la cabeza y la parte superior de los mismos, cubriéndosela con ambas manos. Igualmente debajo del marco de una puerta o en las esquinas internas de áreas pequeñas
  • Si no tiene un objeto fuerte donde resguardarse, colóquese en el piso en posición fetal del lado izquierdo de su cuerpo. Si tiene a un niño, protéjalo de la misma forma con su propio cuerpo
  • Aléjese de paredes, ventanas y otros elementos que puedan caer, deslizarse y/o quebrarse

Después:
  • Verifique el estado físico de sus vecinos, preste ayuda en la atención de los heridos
  • Organice la evacuación de las edificaciones, use sólo escaleras y trasládese a la zona de seguridad previamente seleccionada
  • Profesionales calificados deberán verificar los daños en edificaciones y determinar la factibilidad de acceder a las mismas
  • Notificar a los organismos competentes el grado de la emergencia existente en la comunidad
  • Si quedó atrapado y tiene celular úselo concientemente a fin de ahorrar batería, si no tiene, golpee un objeto repetidamente, conserve la calma
  • No haga caso de rumores, siga las instrucciones emanadas de Protección Civil, este preparado para nuevas sacudidas (replicas)